Tu

No soy parte de ti, que no te confundan, que no te hagan creer jamás que sin mi no eres nadie, que cuando llueve no se puede salir de casa o que la noche es para irse a dormir… Porque pocos te cuentan la verdad, porque pocos o nadie es dueño de la verdad.
Todo, absolutamente todo cuánto sientes o percibes te pertenece, tu y solamente tu eres el único dueño…¡Quédate agradecido contigo mismo!

y cada vez que cojas aire, llena bien los pulmones, experimenta, disfruta, porque cada segundo es una gota, una expresión, el detalle, el instante desapercibido, lo fugaz.

Que no te asuste llorar, la oscuridad, la vejez, lo inexistente , reir, gritar, amar, odiar, callar, vivir, marchar… Que no te hagan creer jamás que sin mi no eres nadie.

2 pensamientos sobre “Tu”

  1. Muy bueno el mensaje sincero de tu magnífico texto. ¿Puedo, con tu permiso, añadir algo que me parece de suma importancia? Lo añado con tu permiso. ¡Que nadie jamás te haga renunciar a lo que tú deseas con tanta fe ser tanto en lo físico como en lo psicológico porque tienes derecho a serlo! Y digo en lo físico y en lo psicológico para dejar bien claro, y sin duda alguna, lo que pienso y siempre pensaré. Un beso amistoso, NASIA, y no te olvides nunca jamás de los jamases vivir y saber vivir con plena juventud en toda la extensión física y psicológica de esta palabra llamada juventud. Que se mueran los envidiosos si es que se quieren morir porque a mi plín yo duermo en pikolín. Añade a mi beso amistoso un cariñoso saludo.

Deja un comentario