Archivos de la categoría Diarios

Diarios

Te extraño

Te extraño en mis paseos por el jardín, al mediodía, mientras cocino, mientras piensas y callas.

Me extrañarás cuando sientas que no se puede vivir así, escondidos del sol y con los ojos a la deriva de un mar infinito.

¿Y será que en verdad no estás?

Cada día es un reto, el recuerdo de una risa, el calor de tu compañía…
No puedo abrir la ventana si no te veo llegar, ni cerrar la puerta por si entras mientras duermo.

Y con más que suspire no puedo hacer que tu camino sea igual que el mio, o de mis manos la rendición de tus besos.

Pero si puedo desnudar tu alma con mi piel o hacerte soñar con mis palabras, bajitas y al oído.
Te extraño…

Sigue Leyendo...

Mi oscuro teatro.

Una vez, soñando, hasta subí a un escenario ; no habían luces, público, ni tan siquiera un disfraz.

Allí estaba yo, a solas conmigo misma y recitando con plena viveza un amago de poesía (como muchos otros en el pasado) que tiré a la basura y mi padre recogió silencioso.

De repente, una voz fuerte y desconocida acompañó a la mia en aquel misterioso y preciso instante.

La poesía, o el amago, decía algo así: Vivir la vida no es lo mismo que estar vivo….

Años han pasado tras aquello, pero aun viajo hacia aquel teatro oscuro buscando aquella extraña compañía, tan lejana y cercana a la vez…

Sigue Leyendo...

Nuevo dia

Que bonita forma de comenzar el día, sintiendo que tu alma está limpia y la mirada brilla aun cuando perdura la noche.

Que bueno sentir amor mientras caminas sin ser visto y el sonido de tus pasos se confunden con el aire.

Porque nada es más hermoso que la mariposa sobre la piel del hipopótamo, y nada más simple que tu nombre escrito en la tierra.

Ojalá que por amor muramos, y que el eco de mi voz resuene en tu pecho cada vez que me pienses.

Y no, no deseo ver a nadie sufrir, ni llorando sobre la almohada, ni ajeno a la hoja verde de la nueva estación, ni que el mundo pierda la esencia de su verdad.

Sigue Leyendo...

Una paloma blanca

Hoy, por fin, nos hemos encontrado en La Hora de La Verdad y, en territorio comanche, hemos ajustado las cuentas. El resultado final (ante las risas de mi abuela materna) ha sido aplastante. Esto de vencer a Gimi por 76-44 es el mejor resultado que he conseguido en el deporte de la Cartografía de Heraclio. Sin dándole ni un solo segundo de respiro he ido acumulando puntos mientras él palidecía más que el mínimo común divisor mientras yo ampliaba el máximo común múltiple.

Si sumamos los dos dígitos, resulta que yo he ligado, en esta fastuosa jornada, con 14 (de las de muy buenas de ver) y él solamente con 8 (pero de las no quiere nadie). Al final he logrado despertar tanto interés entre las de muy buen ver que ya no ha quedado lugar alguno para las dudas. Mi padre apostó por mí y acertó; mi madre apostó por mí y acertó; mi abuela materna apostó por mí y acertó; y hasta Don Florencio apostó por mi y acertó. Por Gimi sólo apostó su “pelotari” Fantini y fracasó.

Sigue Leyendo...

No te vallas…

No te vallas…

Que aun hay mucho por sentir, lugares que visitar y mucho por aprender…

No me niegues un beso, un abrazo, una sonrisa… Un te quiero vida mía.

No te vallas, no puedes, no debes, no quiero… Que la realidad sea otra.

Te cuidaré siempre, de la mejor forma que sé, con respeto, con dulzura… Bajo el temblor de mi pecho.

Quédate un minuto más, otra noche, una vida… la vida entera junto a ti.

Déjame despertar contigo, pelear hasta llegar de nuevo a ti y hablar sin necesidad de decirnos nada, solo un gesto, un beso.

Sigue Leyendo...

Los Comediantes

Estoy metido de lleno en el proceso de los estudios de COU. Voy triunfando, tarde tras tarde, en mis tareas con vistas a llegar a la Universidad. Es entonces cuando conozco a Fabián. Fabián es un “rebotado” sentimental. No sé si me dice que le acaba de abandonar su novia o acaba de romperse su matrimonio. Pero, sea cual sea una de dichas opciones, el caso es que Fabián se encuentra en crisis personal y necesita tomar un montón de pastillas para superar la depresión. Necesita a alguien que le escuche y me presento voluntario para hacerle más llevadera su desgracia. El caso es que da grima escuchar a Fabían y su pesimismo. Me relata su historia de perdedor en los lances amorosos y no sé cuál es la razón para comprenderle (yo no he sido nunca ningún perdedor en estos lances) pero le escucho. Fabián se anima y me cuenta el secreto que ha encontrado para olvidarla. Se ha metido a comediante en una troupe que va de gira en gira por los pueblos de Madrid. Así es como, por invitación de Fabián, conozco a Los Comediantes.

Sigue Leyendo...

Bajo la luz de la Luna

Pobreza por todos los lados por donde se mire. Las guerras armadas hacen estragos. Estamos a finales de enero del año 2015 después de Jesucristo y seguimos viendo pobreza por todos los lados por donde se mire mientras cada vez hay más guerras. Pero existen paradojas. Con escasos metros de distancia, en Bombay y por un solo euro, te puedes beber un café con leche que sienta mejor que todos esos mogollones de combinados raros que te cuestan, a tan solo unos pocos metros de distancia, tres euros con sesenta céntimos y te dejan más pringado que el más pringado de los que pululan con chavalas que, para decir la verdad y nada más que la verdad, me son más indiferentes que el pato Lucas desplumado. Y es que a escasos metros de Bombay te despluman tanto que algunos que vienen de “pollitos” terminan más despeluchados que el peluche de mi tatarabuela. Paradojas de esta existencia en donde las existencias son tan escasamente interesantes que lo mejor es pasar de todos estos “pollitos” y darse un pire por la memoria.

Sigue Leyendo...

56: Ha nacido una estrella.

El número de la suerte era el 56 y lo llevaba yo desde el mismo momento en que nací. Así fue. Salió premiado el 56 y yo llevaba el 56. Ya era yo, entonces, un incorregible bohemio y, asomado al alféizar de la ventana del piso 5-D, escalera izquierda, del 56 de la calle Alcalde Sáinz de Baranda de Madrid, contemplé el cielo despejado de una noche de verano y la vi aparecer con toda su luminosidad. Era la más brillante y hermosa de todas y yo, como es costumbre cuando algo te gusta de verdad, me dirigí a Jesucristo y le rogué con un ¡Me la pido!. Fue algo memorable para mi existencia; porque Jesucristo me miró, sonrió sanamente y me contestó que sí, que aquella estrella (la más hermosa y brillante de todas) era para mí. Me la había concedido no porque yo la mereciese más que nadie sino que la amaba más que nadie. Dos cosas muy diferentes por cierto. Porque desear la deseaban muchos millones de hombres pero amarla como yo la amaba, y la sigo amando hasta la Eternidad, no había nadie más que yo. 56. El número era el 56. Había nacido una estrella y el número 56 lo llevaba yo porque se lo había pedido a Jesucristo y Jesucristo me la concedió aquella noche de verano en que estuve toda la noche pensando en Ella…

Sigue Leyendo...

Desapercibido.

Colegio Lope de Rueda de Madrid. Primer Curso de Bachillerato. He superado, con éxito total, el Ingreso. Lo mejor ahora es, como dice mi padre, pasar desapercibido el mayor tiempo posible. Así que, todavía conocido como Orero menor, me oculto tras la fama de matón de Orero mayor (Gimi). Es mucho mejor así. Es mucho mejor estar todo el Primer Curso de Bachillerato, en este Lope de Rueda, de tapado gracias a la temible fama de Gimi. No soy el primero de la clase (que suele ser Vicente desde la época del prekinder) así que estoy sentado en el medio de la banda izquierda según la visión de Don Florencio. Logro pasar inadvertido. ¡Todavía no ha llegado el descubrimiento de mis divertidas redacciones escolares!. Eso ya vendrá cuando Gimi se haya ido y haya dejado, tras de sí, su fama de “padrino” mafioso del cole. Yo tranquilo. Siguiendo los consejos de mi padre hablo muy poco pero observo mucho.

Sigue Leyendo...

Azul la mañana es azul

Último Curso del Bachillerato Superior. Rasgueo la cuerdas de la guitarra y se va desgranando esta canción de primavera: “Azul, la mañana es azul, el sol si le llamo vendrá, se detendrá mi voz y hasta la eternidad en su camino irá hacia otro azul”… porque está de moda el CCC y hay que aprovechar el canto para despertar conciencias. ¡Ay, las conciencias! Aquella guitarra la vendió alguien que no quiso escuchar estas mañanas de canciones de juventud. Pero el mundo continuaba y no cejé en el empeño de mirar por la ventana ese cielo azul de los madriles que, cual candilejas de bohemia composición, se me colaba dentro del alma.

Sigue Leyendo...

Colgando del vacío

Que Marcos es un alcohólico incorregible lo saben todos los familiares y todos los amigos de los familiares. Lo que no sé es qué culpa tengo yo de que Marcos sea un borracho sin posibilidad alguna de recuperación para la sociedad de los serenos. Mas, al parecer, a Marcos le dan ataques de auto violencia estrellando su propia cabeza contra la pared después de haberse abofeteado la cara con ambas manos mientras grita ¡soy tonto, soy tonto y soy tonto!.

El asunto es que yo sólo tengo unos pocos meses de edad y que a Marcos le ha dado, en medio de la fiesta, por intentar que no va a dejar de ser un borracho durante toda su vida porque piensa que su vida no vale más de un real. Así, que hablando de cosas reales, aprovecha un descuido de todos los familiares y amigos de todos los familiares para, cogiéndome con una de sus temblorosas manos, acunarme cantándome la “Canción del pirata” y, como está “pirata” del todo, me saca por la ventana al vacío (supongo que con su mano derecha) desde el piso quinto de la calle madrileña de Alcalde Sáinz de Baranda, número 56, que es, en realidad un sexto piso porque el primero se llama bajo.

Sigue Leyendo...

Lluvia, barro, viento y ardor.

Cuando llegaba el crudo invierno, el barro se nos pegaba a las botas y éstas comenzaban a pesar muchos más gramos que durante la alegre primavera. Entonces, en medio de la lluvia, el barro y el viento, el ardor que poníamos durante la batalla campal se traducía en crudeza, arisca sensación de que había que moverse, y movilizarse, para no quedarnos helados en aquel pleno pulmón de la Casa de Campo de Madrid donde el vaho era tan continuo que notabas, en el cogote, la respiración incontrolada de los rivales. Sorteando charcos, piedras, ramas caídas de los árboles, luchábamos hasta con los dientes por poseer el balón. Aquel campo era una verdadera olla de grillos enloquecidos por el canto del gol. Si alargabas la mano podías notar cómo el frío te hacía correr o, en caso contrario, te equivocabas a la hora de la creatividad.

Sigue Leyendo...

Nuevo Cuaderno: Aventura en Copacabana.

Cuando llegué a Copacabana era por la mañana y me sentía poeta. Las olas del mar bramaban y me traían a la memoria versos de Espronceda mientras “El Pirata” de Andrés me miraba de arriba a abajo. Estuve a punto de soltarle dos guantazos pero me contuve porque, al fin y al cabo, yo comprendía que él no ligaba con ninguna porque era bajito, feo, poca cosa de carnes y con un ojo tuerto. O sea, todo lo contrario de un galán con bigote a lo Errol Flyn o sin bigote como Ricardo Montalbán. Y es que “El Pirata” de Andrés, además, era barbilampiño y tartamudeaba al hablar.

Sigue Leyendo...

El que vino a España a cagar (Corregido y Completo)

Nunca he sido jamás un racista y nunca seré jamás un racista; porque pienso que el racismo es una de las lacras más nocivas que exite entre los seres humanos. Pero hay casos que claman al cielo y es justo denunciarlos. España es bien conocida, en el mundo entero, por ser patria de personas generosas que abrimos las puertas a todos los que vienen en búsqueda de un lugar mejor para vivir. Y está bien claro que no todos los extranjeros han venido a España para trabajar honradamente sino para vivir de gorra a costa de la generosidad de los españoles. En este sentido yo fui testigo de un hecho verdadero y real.

Sigue Leyendo...

¿Quienes somos los que rezamos?

¿Quienes somos los que rezamos?

¿ los cobardes, los sensibles o temerosos, los esperanzadores, los idiotas, los incrédulos, los listos? y ¿Por qué rezamos? ¿ Creemos conseguir un mundo mejor, una vida de felicidad, la cura, el milagro?

No lo sé…pero yo rezo cuando hablo en la noche, cuando nadie me escucha, cuando creo que solo yo o solo “el” podría entender mi verdad o solamente “nosotros” estaríamos dispuestos a escuchar una historia de incontables horas.

Y no sé si perderé mi tiempo, si viviré en un inalcanzable mundo de fantasías o inútiles irrealidades pero haciéndolo así regreso al hogar del que vengo bajo cada una de las estrellas que alumbra mi ser.

Sigue Leyendo...

Amor

Amor, me podrás desnudar el alma, viajar al interior de mi pecho, iluminar mis ojos con cariño, maquillar mis labios con los tuyos y sentir mis manos frías esperando el calor de tu piel…podrás.

Acariciarás cada centímetro de mi cuerpo y esculpirás a tu antojo figuras en la noche…también podrás, amor.

Tu saliva será el néctar de un invierno convertido en primavera, disfrutarás como nunca de la compañía del ser , sin apariencias, sin papel.

Dormirás ausentándote del ayer, cubierto por mis brazos y deseando amanecer para recordar que nada fue mentira, que existo, que existes, que te amo…nos amamos.

Sigue Leyendo...

La singular trayectoria de Yanko.

¿Era Yanko Daucik un buen delantero centro? ¿Era Yanko Daucik un mal delantero centro? Los aficionados al fútbol no se ponían de acuerdo; pero para su padre, el entrenador Fernando Daucik, no sólo era el mejor delantero centro del mundo sino, además, el mejor delantero centro del universo entero. Tanto es así que, cuando Fernando Daucik fichaba como entrenador de cualquier equipo, ponía como condición indispensable que su hijo Yanko formara parte de la plantilla del equipo. Alguna que otra vez rechazó ser entrenador de algún club por no admitirse esa condición. Fernando Daucik amaba a su hijo Yanko Daucik y Yanko Daucik amaba a su padre Fernando Daucik; porque ambos estaban orgullosos de ser quienes eran. Si yo hubiera sido Fernando Daucik hubiese hecho lo mismo. Y ahora recuerdo la singular trayectoria de Yanko Daucik en esto del fútbol. Consulto datos para reavivar mi memoira.

Sigue Leyendo...

¡Vaya tormento de tormenta!

La tormenta que cayó durante la tarde y la noche de ayer, 22 de septiembre del año 2014 después de Jesucristo, más que una tormenta fue un tormento para algunos de los habitantes (hombres y mujeres por igual) en la Región de Murcia (española por los cuatro costados por donde se la mire y no como sucede con ciertos “pedazos” de Cataluña que quiere presentarnos el tontiloco de Artur Mas como “reino” independiente). Lo que suceda con Cataluña es lo que tenga que suceder; pero lo sucedido ayer en la Región de Murcia quedará para siempre recordado por quienes tuvimos la ocasión de verlo y vivirlo. En Molina de Segura, donde estaba yo en plena calle, el tormento fue tan grande que se convirtió en una riada de tormenta con toda clase de aparato. Hasta hubo un momento en que granizó.

Sigue Leyendo...

Paco Gento, Paco Gento…

– Paco Gento, Paco Gento… ¿cuándo colgaste las botas?
– Ya no juego, ya no juego al fútbol con las pelotas.

Fiebre de las chapas. Comienza el auge de un juego tan singular que nadie recuerda, en el mundo entero, ver algo ni tan siquiera parecido. Todos luchamos por tener las plantillas más completas y más amplias de cada equipo tanto en lo posible como en lo imposible que se hace posible gracias a nuestras constancias. Rememoro aquel Mundial de Chile donde reunimos a todas las selecciones a través de la “factoría de chapas” que comienza ya con su ascenso hacia el apogeo. No importa si es sábado o domingo, no importa si es festivo o lectivo, la fiebre de las chapas lo arroya todo y se nos convierte en un afán indomable, en un afán desorbitado, en un febril afán que nos hace sudar sea cual sea la estación del año. Es como un tren que no se para en ninguna estación.

Sigue Leyendo...

¡Sal de mi casa o te mato!

La trágica noticia de la actualidad es la detención del pederasta Antonio Ángel Ortiz, “El Terror de Ciudad Lineal” que se había escapado de Madrid y estaba refugiado en Santander. Un verdadero monstruo (bestia para ser más exactos) que abusó sexualmente de 5 niñas de menos de 6 años de edad (todavía en edades infantiles) y falló en, al menos, otros tres intentos más. Tras un año de seguimiento y persecución ha caído en manos de la Justicia. Fue considerado el enémigo público número 1 de la Policía de Madrid. ¿Qué hacer ahora con Antonio Ángel Ortiz una vez sabido, además, que es reincidente porque hacía una década aproximadamente ya había entrado en prisión por abusar de una niña en edad infantil? Si al cabo de unos 7 años de cárcel vuelve a reincidir… ¿qué se puede hacer con un bestia de esta naturaleza?. Eso es lo que nos preguntamos todos los españoles y todas las españolas. ¿Qué hacer ahora con estre infrahumano que parecía un “angelito” caído del cielo?

Sigue Leyendo...

Mi Gran Capitán.

Era un puñado de valientes defendiendo la posición. Rodeados por un enjambre de ateos comunistas ellos defendían su Fe. Era un puñado de valientes que iban cayendo, poco a poco, ante el fuego cruel de los ateos que no pensaban más que en imponer su comunismo a fuerza de matar a quienes se les cruzasen en el camino. Pero aquel puñado de valientes se defendían hasta vencer o morir. Fueron cayendo de uno a uno, pasándose la consigna de resistir. No defendían ninguna ideología. Sólo luchaban por vivir y, a medida que iban cayendo, lanzaban a los cuatro vientos un ¡Viva España y Viva Dios!. Se estaba quedando solo porque sus compañeros iban cayendo bajo el fuego infernal de los ateos comunistas. Pero él resistía porque tenía Fe.

Sigue Leyendo...

Ha nacido mi Princesa.

Siete de oros. Orero. Siete oros como siete soles. Soy el chaval que, a sus 7 años de edad, camina por las calles de Madrid siendo el Mágico Solitario; una especie de talismán de los sueños. Una canción de verano. “La Campanera” de Joselito y Estrellita de Palma. Ha nacido mi Princesa y camino, como siempre, con las manos metidas dentro de los bolsillos de mi pantalón mientras suena la sinfonía melodiosa: “¿Por qué han pintao tus ojeras, la flor de lirio real? ¿Por qué te han puesto de seda, hay campanera por que será? ¡Mira que to el que no sabe, tú eres la llave de la verdad! Dicen que tú eres buena y a la azucena te quisieran comparar. Dile que pare esa noria que va rodando, pregonando lo que quiere; que por saberla tu historia, le están buscando como y cuando donde quiere… ¡Ay! campanera… aunque la gente no crea tú eres la mejor de las mujeres porque te hizo Dios su pregonera! ¿Por qué se para la gente, na más la ven de pasar? ¿Por qué es la alondra valiente que alza la frente y echa a cantar? Dicen que si un perseguido anda escondido la viene a ver. Cuentan que amante espera la campanera con la ronda de las tres. Lleva corona de gloria. Coge el revuelo del desvelo por amores, cuando al rodar de la noria, tampoco el velo toca el cielo de colores. ¡Ay, campanera, desde el amante que espera… con la bendición de los altares, como manda Dios, su compañera!”.

Sigue Leyendo...

Tuteando (completo)

Uno de los juegos de cartas (naipes en lenguaje culto) que mi cuñado Bernardo las llama cartulinas, es el apasionante denominado “tute de parejas”. Desde que tengo 8 años de edad siempre he sido, y sigo siendo, un experto jugador de tute. Desde tan corta edad aprendí de mi padre (a veces también de mi madre y a pesar de las protestas de mi abuela materna), cómo se debe jugar al tute en parejas manejando no sólo la inteligencia sino, también, la astucia o esa clase de intuición que los grandes jugadores de cartas tenemos desde nuestra propia cuna; o sea, que nacemos con esa intuición y luego la desarrollamos gracias a nuestra inteligencia.

Sigue Leyendo...

MM

Mama significa mamá pero los acentos, en ciertas ocasiones, sobran. ¿Qué tienen que ver Maribel Verdú con Mariano Rajoy? Quizás que los dos viven el el Siglo XXI. Pero la verdad sea dicha a mí me gusta mucho Maribel pero no me gusta nada Mariano. Tendencias de la naturaleza humana cuando la naturaleza humana está bien equilibrada. Vamos a ver. Maribel es madrileña desde 1970 y Mariano es gallego desde 1955. Por eso me gusta mucho Maribel y no me gusta nada Mariano aunque a Fernandito le sucede lo contrario; o sea, que le gusta mucho Mariano pero no le gusta nada Maribel. Menos mal que ni soy Fernandito ni soy como Fernandito. Y todo esto a ritmo de sevillanas.

Sigue Leyendo...

¡Y llegó el 25!

Espero “La Verdad” y “La Verdad” es que, para ver espectáculos denigrantes, prefiero pasar del tema de las votaciones. ¡Y llegó el 25 de mayo del año 2014 después de Jesucristo! Como he venido anunciando a través de toda esta última semana, mi voto ha sido el no voto. Ni he votado en las Elecciones al Parlamento Europeo ni pienso votar nunca jamás en ningunas Elecciones con ListasCerradas (por muy democráticas que digan que son aunque no se lo creen ni ellos) porque lo que no entiendo es que estemos siendo siempre engañados y que haya todavía personas (con la que nos está callendo) que sigan creyendo que no nos engañan. ¡A mí ya no me pilla el toro ni una vez más! La situación política de los políticos politiqueros ha llegado a tal extremo de sinvergonzonería que ya no se puede uno fiar, como dice un caballero con el que he tenido el placer de hablar, ni de su padre. Para tomarme el pelo prefiero ir al peluquero pero no desposito un voto (de la forma que sea el voto) en una urna que sólo va a servir para que los políticos polítiqueros de turno (y da lo mismo el turno que sea) se ufanen del triunfo en las urnas con el que ellos quieren torearnos de lo lindo. Lo más lindo que tiene el día de hoy es que me lo estoy pasando a gusto mientras degusto (y de gusto hablo) mi café con leche en “Dulce Noah”, que es la mejor forma y manera de pasarlo en dulce y tener el sumo placer de pasar las primeras horas de la mañana.

Sigue Leyendo...

Nuevo Cuaderno: En el Chota como una chota.

La verdad es que parece una verdadera locura estar aquí, en medio del Valle del Chota, en el profundo Ecuador, intentando aprender… pero si la locura se pudiese medir a través de la realidad… estoy hablando de realismo mágico y sensibilidad… porque como dijo Dürr: “las utopías de hoy son las realidades del mañana”. Me preguntarán, en generaciones posteriores, quién es Dürr, y yo siempre les responderé que no lo sé ni me importa saberlo o no saberlo pero, como siempre soy tan curioso en mis expediciones a lo largo y ancho de este mundo de los conocimientos, saco mis apuntes periodísticos y escribo en mi Diario: Hans-Peter Dürr, físico alemán; Doctor en Física, Filosofía y Ciencias Humanas; Profesor de la Universidad de Múnich. Fue alumno y colaborador de Werner Heisenberg y Director del Instituto de Física Max Planck de Múnich. Estoy cansado cuando llega la noche, tengo sueño, ya he cenado un poco de sancocho que llevaba en una tarrina de plástico y, junto a la ribera izquierda del río Chota, miro y observo. No hay peligro. Saco la cobija de mi mochila y, tumbado sobre el verde suelo, entre la maraña de la vegetación, la extiendo sobre el suelo y comienzo a dormir. Menos mal que es verano, sopla una brisa ligera en medio de la calurosa noche y mi sueño es profundo. A veces soñamos, los que nos da por viajar, que estamos como chotas y quizás sea verdad que estar aquí, en estos momentos (habiendo renunciado a la comodidad mientras juego al mus con mis amigos Carlos, José Luis y Andrés) en el Valle del Chota sea estar como una chota. Pero no importa. Busco algo interesante para mis experiencias vitales y lo voy a conseguir. Ser viajero supone saber estar donde se debe estar. No es un deber de mi conciencia sino un deber de mis placeres. Me quedo dormido soñando con mi Princesa sin bandera alguna por la que morir: “Y quiero volar contigo quiero soñar contigo y descubrirme el mundo siempre junto a ti”.

Sigue Leyendo...

Senderismo (13)

Miércoles, 28 de mayo del año 2014 después de Jesucristo. 3 chicas más 8 chicos es igual a 11 personas. 11 personas somos los dispuestos para llevar a cabo hoy la Ruta de los Senderistas. Yo ya tengo decidido, de antemano, formar parte de los de retaguardia. Si las cosas funcionan bien ya tendré tiempo de unirme a la vanguardia cuando estemos de regreso al Hogar. Dicho y hecho. En un principio la retaguardia me viene muy bien, pero que muy bien, para charlar de la Final de la Champions antes de entrar en otras conversaciones más conspicuas. Quien no sepa lo que signfica esto de conversaciones más conspicuas que consulte el Dicionario Espasa. Y la conversación va derivando en temas más o menos ligeros pero de manera coordinada y no como otras veces que se disipa en aguas de borrajas. No. Hoy no va a llover ni una sola gota pero bajo las sombras del amanecer estamos todas y todos frescos así que mantenermo una charla muy beneficiosa hablando de las moreras y los gusanos de seda.

Sigue Leyendo...

Filosofías de habitación de las de ir por casa.

14 años de edad. Paso por una adolescencia llena de filosofías de habitación; de esas que son como las de ir por casa. Oigo. Escucho confidencias a medianoche. Observo acciones que me llenan de perplejidad mientras se va desarrollando, en mi interior, la conciencia crítica. Aprovecho las horas del descanso para meditar mientras todos los demás duermen la siesta. Y en el culmen de mis interpretaciones hasta paso horas divertidas jugando al baloncesto con bolas de papel y el cubilete de los dados haciendo de canasta sujetada por el perchero de colgar los abrigos. Mis dos hermanos pequeños se quedan atónitos pero yo sigo haciendo justicia con la verdad. La verdad es que, entre poesía y poesía, me estoy forjando como excelente filósofo para enfrentarme a la realidad de la vida mientras, como otra distracción disuasoria, me entrego lanzando bolas formadas por calcetines enrollados mientra imito a Iríbar haciendo espectaculares estiradas para detenerlas antes de que choquen contra la pared y despierten a mi padre o a mi madre o a mi abuela o a mi hermana o a Emilín, Boni y Maxi. Yo y mis calcetines que es como decir, a lo Ortega y Gasset de ir por casa, yo y mis circunstancias familiares…

Sigue Leyendo...

Senderismo (12)

Miércoles, 21 de mayo del año 2014 después de Jesucristo. Llego el primero a la puerta del Hogar y con muchas ganas de cantar a los cuatro vientos. Como he aprendido que lo mejor, para vivir sano del todo, es dar rienda suelta a nuestras emociones pues voy y canto a pleno pulmón: “¡¡Ellos nos piden que vayamos / todos y todas a votar / pero yo de este mentira / no voy a participar / entre engaño y engaño / nos quieren otra vez engañar / pero yo de esta mentira / no voy a participar!!”. Repito cuantas veces me dan ganas de repetirlo este cantar sincero… hasta que, una vez escuchado por los que caminan por la ciudad, van llegando los restantes compañeros de marcha y guardo silencio para saludarles mientras enciendo un “silverado”. Me encuentro desahogado después de mi sincero cantar. Saludos amistosos, buenos días, y a contarnos: somos una chica, cinco chicos y la fiel “Dobra”. Un total de 7 porque “Dobra” también se merece contar como miembro del grupo inteligente.

Sigue Leyendo...

El día de la sandía,.

Primer tercio de la década de los 70. Carlos y yo estamos solteros y, como estamos solteros, vivimos juntos intensas e interesantes aventuras y no del FBI por cierto. Cada día es una sorpresa. Cada día es un reto. Cada día es un enigma. Cada día es, en definitiva, una sorprendente historia de dos amigos que no se dan cuartel en estas peripecias del vivir. Vivimos a salto de mata. A cada instante sorprendente le sucede otro sorprendente instante. Recuerdo muchas anécdotas vividas junto con Carlos. La que me viene, ahora, a la memoria como una de las más increíbles, sucedió en mi hogar de la calle madrileña de Juan Duque, 16. Es por la tarde. Luce el sol. Pero Carlos y yo no nos habíamos comido ni una rosca. Y aquel día teníamos hambre…

Sigue Leyendo...