Todas las entradas de Ssshhh

Vivo la vida intensamente, me crié malamente pero soy altamente creativa.

Sólo quiero que me quieras

Aunque te sienta por encima

Aunque te sientas por debajo

Sólo quiero que me quieras

Por delante, a la cara

Por detrás, a mis espaldas

Sólo quiero que me quieras

Con todo tu corazón

Con todo tu cuerpo

Con tu alma

Bien, mal, regular

Da igual

Sólo quiero que me quieras

La otra parte de ti

Hay una parte de ti que me asombra
que me cobija y me aleja
que me busca y me encuentra.

Reconciliadora.

Esa parte de ti me susurra la realidad
bajito, pequeño niño
“Necesitas un baño”

Hay una parte de ti asombrosa
que me endurece dulcemente
que me enternece fríamente.

Luchadora.

Esa parte me dice la verdad
despacito, pequeño niño
“Necesitas amor”

Pero es la otra parte, la extraña
la estrella fugaz con estela
mi particular elección de ti
la que deja huella del río que pasa.

Me siento vacía

Me siento vacía,
como un globo, vacía.
Nada de lo que ha ocurrido
dejó posos en el fondo.

——————————————————————————–

Cuando pienso en lo nuestro, a veces parece que hubiera querido cargármelo todo de un plumazo, todo lo que construimos juntos, Miguel, durante tanto tiempo… ya lo he conseguido, he conseguido derruir tu amor por mí.

Ahora siento todas estas cosas nuevas de golpe y me da miedo, acercarme otra vez a por ti para que duermas esta noche conmigo. Sigue Leyendo...

Poema 2

Perdona mis cambios.

Me da tanto miedo

acogerte entre mis brazos,

como he querido hacer

con el bebé que vive dentro

del corazón de mi padre

que, a veces,

me asusto…

mucho.

Me sorprendo de nuevo

Me siento extraña. Miro tu cara,

deformada por la tristeza, la lucha, la vida.

Te anhelo similar, Jesucristo dolorido,

padre, humano especial.

Amante, hijo y tierno amor…

Me gusta sentir tus manos arrullando las mías,

con tu manera, delicada y romántica.

Tu amor me excita,

tan deliciosamente que resbalo sobre tus hombros

con una media sonrisa,

ardiente como la saliva.

Los animales somos extraños.

Tú y yo, compartiendo algo especial, sobre lo que significa existir…

Desconocido, loco, enfermo, perspicaz, estimulante, honesto, Sigue Leyendo...

Bendita autonomía

Siento como si hubiera tomado mucho aire

y hubiera copado mis pulmones de golpe.

¡No me hubiera imaginado en semejante des-cordura!

¿Acostarme contigo? ¿En qué momento?

¿Iba todo demasiado rápido?

Y me siento tan cómoda…

Nada ahora puede perturbar,


hacer caer, deshilachar.

El encuentro que nos ha propiciado el Psiquiátrico


me inquieta , me reanima, me tranquiliza, me aumenta.

Resurjo de nuevo de las cenizas.


Se abre la caja de pandora,

Salgo del armario.

Llevo tanto tiempo


confecciando y entrelazando

billares de caracolas Sigue Leyendo...

Vete a tomar por el culo

14-Abril-2009
01.16

Al final siempre me encuentro en el mismo punto de partida, esa canción me pone los pelos de punta. Y vuelvo a hacerlo. Sé que me viene mal, que me hace daño, me duele. Lo siento apoderarse de mi oxígeno, destrozarme los pulmones, dejarme idiota. Se me acaba el ingenio, pierdo memoria, ganas, vida. No me entero de nada de lo que pasa a mi alrededor. Y así, la vida va pasando, mientras yo permanezco sentada, en esta burbuja absurda, sin hacer nada. Muerta del asco. Observando cada nueva gilipollez que sale de mi boca. Nada tiene que ver conmigo, pero no dejo de hacerlo. Una y otra vez, casi como si me fuera la vida en ello. Intento disimular, esconder tras mi gepeto la sonrisa quebrada, el malestar, la culpa. Y pongo mi mejor cara, si es que la encuentro, porque otras veces también anda perdida intentando recordarse a sí misma. Y yo hago lo mismo, ensimismarme en el vacío que hay en todo lo que toco, gozar de su inutilidad, disfrutar de mis quejidos nocturnos. Otra ola de calor adormece mis sentidos, tapando la verdad, alejando la realidad capa a capa. En el final de todo me encuentro, atrapada en un bosque muerto enredándose en el pelo. La imaginación vuela, se disipa, se convierte en nada. Pero vuelvo, una y otra vez al mismo punto, recogiéndolo del cenicero, saboreando mi último aliento quejicoso y doliente. Absurdo como yo. Quieta. Parada, absurda niña de 28 años. Vete a tomar por el culo de una… vez, porque sino, van a venir a buscarte de nuevo con el candelabro en la mano y una manta al cuerpo. Levántate de ahí y busca. Sigue Leyendo...

Ellas

Era tan tarde que la noche parecía mezclarse con el infierno. En su habitación rugían los fantasmas. Nada más despertarse cayó en la cuenta de que debía llevar mucho tiempo tiritando. No era porque tuviera frío, en realidad estaba sudando.

Era tan posible que “lo de siempre” volviera, para devorarla, que permanecía sobre ella un escudo muy pesado que le tapaba los ojos. Se levantó de un golpe y se puso a dar vueltas por la casa. Estaba acostumbrada a la ansiedad, pero esa noche notaba que había algo más y estaba asustada. “No tienes nada que hacer”, escuchaba. Sigue Leyendo...

¿Influyen los estereotipos?

En las negociaciones salariales, las mujeres reclaman menos salario que los hombres “porque esto es lo que se espera que hagan”. Las ideas estereotipadas de las diferencias entre sexos y la división sexual del trabajo tienen un efecto negativo sobre la capacidad de las mujeres para negociar. De acuerdo a lo que se conoce como “rasgo estereotipado” se predice cómo va a actuar un grupo en una determinada tarea. De tal modo que los miembros de un grupo realizarán peor las tareas que se espera que hagan mal de acuerdo con este estereotipo. Se entiende que los “buenos” y “malos” negociadores están asociados a nociones estereotipadas de las características masculinas y femeninas: “los buenos negociadores, como los hombres, son considerados resueltos, firmes y asertivos. Los malos negociadores, como las mujeres, son considerados condescendientes, emocionales y excesivamente enfocados en las relaciones”. Esto puede ocurrir cuando las mujeres negocian su salario, según el nuevo estudio de la Universidad de Lund, en Suecia. Sigue Leyendo...

A ella, aunque nunca lo sepa (fin)

A ti, que me diste siempre sin esperar nada
A ti, que viviste sin glotis para comunicar los detalles de tu dolor
A ti, que no esperaste que nadie entenderia tu dolor o quisiera entenderlo y tampoco te importó
A ti, ser vivo de cuatro patas

Te dedico mi sufrimiento y mi culpa, porque la tengo
porque, sin darte muchas veces, siempre esperé tu cariño,
porque no te entendí lo suficiente, no quise o no supe,
porque tengo glotis y no me sirvió para amarte más ni mejor,
porque tú, sin tenerla, sí me has enseñado cuáles son los valores que los humanos estamos perdiendo: el amor, la ternura, la solidaridad, la templanza, el aguantar el dolor sin hacer partícipes a los demás, la paciencia, lo bueno de tumbarse en el césped, que no hay que avergonzarse de mear o cagar, porque lo hacemos todos, el respeto, el perdón, la discrección… Sigue Leyendo...

Rumbo al sur

Es por pura seducción que escribo sobre lo malo
y alargo el tiempo, taciturno y doliente

El hachís me excita extrañamente
pero recubre mis ambiciones
de una monotonía antiálgica
que reduce mi esencia a una gota insípida

Me dirijo al sur

PSICOANÁLISIS DE LA INFANCIA

EXPOSICIÓN: PSICOANÁLISIS DE LA INFANCIA (un intento de cura)

Para poder analizar mi infancia, debo empezar analizando algunos conceptos en relación a las fuerzas instintivas que nos gobiernan a todos y que considero importantes como contexto a mi análisis: el instinto de supervivencia, el instinto sexual, la interacción social, la cultura, los periodos neuronales críticos y la monogamia:

La verdad consiste en no olvidar

La verdad es que no se está bien habiendo vivido lo mismo que yo. Supongo que la genética hará sus estragos en mi vida (sensibilidad), pero con esto y todo, percibo que no sería fácil para nadie.

No son las cosas del hoy las que perturban mi mente, sino el pasado infantil más pasado de todos (del nacimiento a los 11 años). En aquella época no disfrutaba de la vida como cualquier niño. Por el contrario, me sentía diariamente invadida por sentimientos profundamente tristes que quedaron atrapados en una especie de pozo sin fondo o vacío de lenguaje razonador. Sigue Leyendo...

A los fanáticos del fútbol

Esto va dirigido a todos aquellos fanáticos del fútbol que no entienden por qué los demás decimos “sólo es fútbol”, ya que para ellos es, en el peor de los casos, más grande que la vida misma. No se trata del fútbol en sí, sino de todas las cosas que se pierden ocupando su limitado tiempo en la tierra con este “deporte”:

El fanatismo es una pasión exacerbada, desmedida y tenaz, particularmente hacia una causa religiosa o política, o hacia un pasatiempo o hobby.

Consta de una apasionada e incondicional adhesión a una causa, un entusiasmo desmedido y monomanía persistente hacia determinados temas, de modo obstinado, algunas veces indiscriminado y violento. Sigue Leyendo...

Ocaso – Manuel Machado

Era un suspiro lánguido y sonoro
la voz del mar aquella tarde… El día,
no queriendo morir, con garras de oro
de los acantilados se prendía.

Pero su seno el mar alzó potente,
y el sol, al fin, como en soberbio lecho,
hundió en las olas la dorada frente,
en una brasa cárdena deshecho.

Asunto pendiente

3 de Diciembre, 2010

¿Qué haces ahí parado ¿Qué buscas?

Beber cerveza, aflojar el músculo, estar fumando un cigarrillo, encapricharte
inclinar la cabeza, ofrecer la mirada, descifrar el vínculo, arrodillarte

Lanzaré una sola flecha
desde mis ojos a los tuyos.
A ver si estimas.
Mi cuerpo está latente
y genera sexo.

El tercer ojo

03 de Diciembre, 2010

Aquel día se encontraba incrustado en mitad de un infierno con nombre propio. Lo juro por lo que haga falta.

Yo recuerdo…

entrar en un vagón de metro. De los modernos,

con luces verdes.

Me dirigía a una entrevista.

Era de noche…

pero no podía ser tarde.

Y permanecer en silencio

28 de Septiembre, 2008

. Me gustaría poder definiros al mundo cómo soy, sin esa maldita necesidad de comunicar; plantar mis adentros y regaros a todos, una sóla vez; mostrar al resto esto, que todavía me viene grande; unir el universo de cada mente a cada mente y formar un anillo ecuador, sin principio ni final, alrededor de mi corazón. Me gustaría enseñaros cosas que nunca habéis visto, una realidad que es la otra, la que no se entiende. Me gustaría poder enfrentarme a todos vosotros juntos en un día, apoyada en lo más alto de mí misma, sin pensar en la palabra yo; y permanecer en silencio. Sigue Leyendo...