Todas las entradas de Mmt_85

MARGARITAS

Un joven muchacho paseaba por un campo repleto de margaritas, cogió una de ellas y empezó a deshojar sus pétalos como aquel que va restándole horas a un reloj. Le fue quitando la belleza, le quitó su color, también su alegría,su ternura,su fragilidad a la vez que le iba dejando melancolía, frío,silencio, oscuridad, soledad …Y cuando ya le había arrancado todos sus pétalos, con el tallo entre los dedos observó lo poco que ya quedaba de aquella flor. Las lágrimas comenzaron a brotar. Se había deshojado el corazón.

PASADO

Apenas pasaron cinco minutos en los que permaneció con la mirada fija en un sitio y los pies clavados en otro; para ella aquel instante le pareció una eternidad. Giró su cabeza en la misma dirección que se encontraban sus pies y entonces supo, que atrás, solo quedaba su sombra.

Mi Mundo

Una mujer de ojos claros y piel morena deambulaba entre callejuelas abandonadas, cuando de un maltrecho callejón, alguien salió de allí como si la estuvieran esperando. Era un muchacho desaliñando por fuera, pero con unos ojos que trasmitían la limpieza de una mirada trasparente y pura que pedía a gritos un segundo de compañía, pero a la joven mujer de ojos claros se le volvieron turbios presa del miedo por no saber las intenciones de aquel alma en solitario. Quiso echar a correr todo lo lejos que sus piernas la llevasen pero su cuerpo no reaccionó y el pánico dejó a sus pies clavados en el suelo. Sigue Leyendo...

LIBERTADES

La libertad se encuentra en prisión. Condenada a pena de muerte o a cadena perpetua. No tendrá la provisional si su expresión sigue siendo un límite y sus pensamientos expuestos juzgados. Donde hablar aún puede costarte la vida, donde callar es un derecho coaccionado y que te escuchen se puede convertir en una gran sordera mundial. Así pues, la libertad no será incondicional, mientras que el abuso de poder se emplee a fines materialistas y no a principios fundamentales.

El Reflejo

Desde la ventana de su habitación, Erlin observaba como caía con furia el agua de tanto como llovía. Absorta, seguía el reguero que se formaba en la calle arrastrando con fuerza lo que se cruzara a su paso, sin apenas poder hacer nada y salvar lo poco que aun permanecía intacto. Veía ante sus ojos como se iba perdiendo las sonrisas de la ilusión, alguna que otra lagrima de la alegría, la estrella de los deseos o las carcajadas de los sueños. Todo se lo estaba llevando la corriente y ella lo sabia. Cada vez llovía con más fuerza y con mucha mas rapidez desaparecía el valor de salir de esas cuatro paredes y nadar hasta recuperar una por una las cosas que creyó que no iban a terminar en el fondo de un río, pero el miedo la tenia paralizada y acabaron por hundirse. Sigue Leyendo...

Frío

Y es que el frío es quién me abraza
el que me aísla del calor,
el que me hace sentir, que siento.

Se acomoda entre la piel
en cada músculo se duerme
y se instala en mis entrañas.

Tiemblo cuando llega hasta los huesos
porque es entonces cuando sé,
que para sentir ha de dolerme.

Y es que tan sólo tengo un frío,
del calor que se enfrío
perdiéndose en el viento.

¿Te lo imaginas?

Imagina, que detrás de muchas nubes se esconde un cielo azul abierto.
Imagina que en la caída ya te estás levantando y que el caerse no existe.
Imagina que con tus ojos abiertos puedes ver desde muy lejos lo que con los ojos cerrados estás viendo de cerca.
Imagina que lo difícil es no creer en lo fácil, que lo imposible es mentira.
Imagina que tu paso por la vida de otros, serán las huellas para los perdidos.
Imagina que tus caminos surcados, son las salidas hacía la libertad.
Imagina que eres estrella en las noches oscuras, y que solo tú, las haces que brillen.
Imagina que eres el todo y que sin ti sería la nada. Sigue Leyendo...

Todo y Nada

Todo y nada ¿cuánto vale?
poco y mucho que más da
si el que de sobra tiene no reparte
y al que le hace falta todo da.

Que la vida no se compra
ni se vende una ilusión
y si los sueños salen gratis
no es muy caro sonreír.

Desierto

Hay muchos lugares dónde uno desearía perderse y que se parara el tiempo, y otro en el que no querría perderme nunca: el desierto. Rodeada de nada y sin saber hacía que sitio tirar, caminar sin saber cuántos pasos dar hacia delante o si sería mejor retroceder hacia atrás. Mirar de norte a sur, de este a oeste y encontrarte siempre el mismo paisaje, piedras, arena y algunos árboles que se divisen en la lejanía. Que por el día tengas que protegerte de un calor insoportable y que por las noches desees la mitad de aquel calor que te acabaría asfixiando de no ponerte a salvo en alguna sombra, y tratar de descansar aunque perdiendo la calma por la incertidumbre de no saber cuánto tiempo podrás aguantar en aquella situación. Entonces te quedas pensando por un momento para acabar preguntándote cómo es posible que en un sitio como ese, tan inhóspito, lleguen a hacer de él un hogar. Sigue Leyendo...

Bocados

A lo largo de nuestra vida, saboreamos el dulzor de la victoria y probamos el amargor de la derrota. Disfrutamos poco de lo primero y tendemos a alargar lo segundo. El sabor de lo malo no lo es tanto cuando estamos dispuestos a probar nuevos retos, pero lo bueno acaba demasiado pronto a veces, dejándonos por tanto, con un mal sabor de boca. Y vamos dando pequeños mordiscos al tiempo hasta que se vaya pasando, y a su vez, olemos desde lejos a los sueños para prepararnos cuando estén cerca. Pero no siempre llegan, se pierden, se quedan detrás de nosotros para quizás no volver nunca, pues no siempre dependen de uno mismo que se vuelvan realidad, otros pueden que tengan nuestros sueños a merced de sus manos sin probar esa miel que tanto habiamos deseado. Lo agridulce se aproxima, no es ni bueno ni malo, solamente fue un pequeño bocado al si pero no y al no pero si. Entonces toca masticarlo y digerirlo hasta que desaparezca sin saber dónde van. Poco importa eso, cuando se disfruta buscando hasta encontrar otro por qué, otra razón, por la que seguir comiéndose la vida. Sigue Leyendo...

DE LO REAL Y LO INCIERTO

Ha vuelto la lluvia silenciosa a mojar las calles, los tejados, los coches. De no sentir a través del aire su aroma a tierra mojada, pensaría que la noche iba a ser tan cálida como el día. El sol ya no está, y la luna se mantiene escondida detrás de las nubes. El cielo no tiene color y tampoco están las estrellas para darle ese brillo insignificante pero valioso, pequeño, pero que a la vez resulta ser algo grande. Detalles que hacen que te des cuenta cuando te faltan. Si supiera cómo se puede escuchar el olor y ver al sonido, cómo tocar el silencio y saborear la utopía, entonces, sabría distinguir lo real de lo incierto. Pero no lo sé, y no me importa, y quiero saberlo pero me da igual. Me basta con seguir alimentándome de tu existencia, y beberme el viento sorbo a sorbo mientras contemplo que fuera, el mundo sigue girando como ayer. Sigue Leyendo...

Mi Reloj Particular

– ¿Qué es el Tiempo?.
– ¿El Tiempo?, pueden ser muchas cosas amigo; una palabra, una mirada, un momento, un recuerdo, un sueño, un segundo, una eternidad…
– ¿Todo eso puede ser?
– Así es, incluso nosotros mismos llegamos a serlo para los demás.
– ¿ Somos tiempo del Tiempo?, ¿ y dónde está?.
– No lo sé, hay veces que se pierde y no vuelve. Nadie puede verlo pero si podemos sentirlo siempre.
– ¿Y tú lo has sentido?
– ¡Claro que si!, cada día cuando disfruto de los momentos que me da para estar contigo, cuando puedo ver el final de la noche y despertar con el principio de un nuevo día, cuando das parte de ti y recibes lo mismo de quienes te rodean, o cuando consigues olvidarte de lo rápido que puede pasar limitándote simplemente a vivir. Sigue Leyendo...

Reflexiva

Sentir que està todo perdido y que nada se puede hacer
es rendirse en el camino sin ganas de vencer.

Saber que lo que fue y lo que ha sido se deja en el ayer
es morir en el presente por vivir en el pasado.

Mirar siempre hacia atrás sin ver lo que hay de frente
es quitarle el bastón al ciego que le ayuda a no caer.

No escuchar lo que no quiere oírse para no sufrir
es como decirle a un sordo la poca importancia que tiene escuchar.

Atarse las manos con cadenas que no se puedan romper
es negarlas el placer de los tactos e impedirlas que vuelvan a tocar. Sigue Leyendo...

CAMINOS POR ANDAR

No se puede vivir con miedo. Cómo cuando se tiene ese miedo a pensar que puedes caer y al final te caes, o cuando tienes ese miedo a no ganar sin haber arriesgado y ese mismo miedo de tenerlo todo y perderlo algún día. La vida, es mucho más que una película de terror. Cada día que vivimos, son escenas que nosotros mismos vamos creando. Le damos ese toque de suspense cuando se nos presenta algo inesperado que tenemos que descubrir, sin saber que es lo que nos espera detrás. Es también, la tragicomedia cuando se llora si las cosas que queríamos terminan por torcerse y nos invade de tristeza, pero es la alegría y la sonrisa cuando los sueños e ilusiones vuelven a llamar a nuestra puerta. Las escenas son cada camino que a lo largo de este tiempo hemos ido pisando. A veces unos cuestan más que otros recorrerlos, y no por eso, dejamos de andar. El miedo quizás, termine perdiéndose en uno de ellos. Sigue Leyendo...

El cielo del revés.

Casas colgadas precipitándose al vacío, pero sin terminar de caer. Así es como me imagino vivir con la cabeza hacia abajo y con los pies hacia arriba. Un mundo del revés donde no tuviera que estar dando vueltas, ir colgada siempre por las emociones y descolgarme de los miedos que tenga, arrojarlos a ese vacío dónde pudiera perderlos de vista, que chocaran con el suelo-cielo para que se enterraran en el fondo de un abismo eterno. Y descubrir la sensación que produciría andar sobre esa superficie llana con esas piedras blanquecinas, cómo sería tropezar con pequeños diamantes cuando la noche ya se ha comido al día, y pararme justo al lado de la luna para preguntarle, ¿ como consigues mantener el equilibro a esa altura de vértigo?. Sigue Leyendo...

TORMENTA

Anoche la noche me dio miedo.
El cielo era más oscuro que la sombra
se iluminaban solo de luces blancas
Y unas líneas horizontales lo desquebrajaba.

Las calles se impregnaban de silencios
No había ruidos, no había nada.
Las calles se anegaron por el agua
Llovía con furia, tronaba con fuerza.

TIEMPO

Tiempo el que no acaba ni se pierde.
Solo pasa.
Por las noches se marcha
y por el día vuelve,
por las noches duerme,
y los días lo levantan.
Solo pasa.
Vaga desnudo, no siente frío del invierno,
no se caen las hojas de sus años, ni se quema
en los veranos. Se hace primavera, nace la flor.

PALABRAS

No se como empezar para decir cosas pequeñas que resulten ser algo grande. Quizás me esté equivocando y tal vez las cosas grandes sean las más insignificantes o que lo grande o lo pequeño no dependan de la composición de palabras juntas o de una única palabra. Una frase te puede aportar muchos datos y decirte tanto como se quiera interpretar al igual que una simple palabra resulte ser nada más que eso.

Las palabras como las personas como sus significados como sus acciones pueden llegar a malinterpretarse y convertirse en una equivocación errónea. ¿Quien es el primero que puede decir que nunca se ha equivocado?, o que no ha cometido ningún error, que no ha tenido que perdonar ni ser perdonado que todo es y lo hace prefecto, que es perfecto. Sigue Leyendo...

Oyemente

Hay momentos en los que la mente se evade de la realidad, donde los pensamientos vuelan allá donde la imaginación es el resguardo y descanso a la calma. Desconectar los oídos y no oír más que silencio que mantenga alejado a todo ruido no bien allegado, sin voces, sin gritos, sin ecos. Tan solo silencio y escuchar simplemente la carcajada de un niño, que devuelva el placer del sentido que da estar oyendo, cuando no se quiere oír.

Escritura

Mente, un papel en blanco.
Pensamiento, la tinta de un bolígrafo.
Sentimiento, los que forman las palabras.
Recuerdo, la recarga del pensamiento inagotable.
Olvido, error y borrador de cada fallo tachado.
Amor, el título de un libro.
Corazón, primera página del principio.
Libertad, en cada sentimiento escrito.
Tiempo, continuidad sin comas ni puntos.
Vida, empezada y seguida rellenando la historia.
Y la muerte, la muerte es la única con punto final.

Latidos

Abraza corazón, abrázate
Date calor con tu latir
Late corazón, late bien
Si hay fuego dentro,
No deje de arder.

Escucha la voz del silencio
Silencio que viene, ruido vendrá
A golpe de pecho y sonido
La soledad así, no sabe vivir.