Todas las entradas de NASIA

Te extraño

Te extraño en mis paseos por el jardín, al mediodía, mientras cocino, mientras piensas y callas.

Me extrañarás cuando sientas que no se puede vivir así, escondidos del sol y con los ojos a la deriva de un mar infinito.

¿Y será que en verdad no estás?

Cada día es un reto, el recuerdo de una risa, el calor de tu compañía…
No puedo abrir la ventana si no te veo llegar, ni cerrar la puerta por si entras mientras duermo.

Y con más que suspire no puedo hacer que tu camino sea igual que el mio, o de mis manos la rendición de tus besos.

Pero si puedo desnudar tu alma con mi piel o hacerte soñar con mis palabras, bajitas y al oído.
Te extraño…

Sigue Leyendo...

Mi oscuro teatro.

Una vez, soñando, hasta subí a un escenario ; no habían luces, público, ni tan siquiera un disfraz.

Allí estaba yo, a solas conmigo misma y recitando con plena viveza un amago de poesía (como muchos otros en el pasado) que tiré a la basura y mi padre recogió silencioso.

De repente, una voz fuerte y desconocida acompañó a la mia en aquel misterioso y preciso instante.

La poesía, o el amago, decía algo así: Vivir la vida no es lo mismo que estar vivo….

Años han pasado tras aquello, pero aun viajo hacia aquel teatro oscuro buscando aquella extraña compañía, tan lejana y cercana a la vez…

Sigue Leyendo...

Tu

No soy parte de ti, que no te confundan, que no te hagan creer jamás que sin mi no eres nadie, que cuando llueve no se puede salir de casa o que la noche es para irse a dormir… Porque pocos te cuentan la verdad, porque pocos o nadie es dueño de la verdad.
Todo, absolutamente todo cuánto sientes o percibes te pertenece, tu y solamente tu eres el único dueño…¡Quédate agradecido contigo mismo!

y cada vez que cojas aire, llena bien los pulmones, experimenta, disfruta, porque cada segundo es una gota, una expresión, el detalle, el instante desapercibido, lo fugaz.

Sigue Leyendo...

Nuevo dia

Que bonita forma de comenzar el día, sintiendo que tu alma está limpia y la mirada brilla aun cuando perdura la noche.

Que bueno sentir amor mientras caminas sin ser visto y el sonido de tus pasos se confunden con el aire.

Porque nada es más hermoso que la mariposa sobre la piel del hipopótamo, y nada más simple que tu nombre escrito en la tierra.

Ojalá que por amor muramos, y que el eco de mi voz resuene en tu pecho cada vez que me pienses.

Y no, no deseo ver a nadie sufrir, ni llorando sobre la almohada, ni ajeno a la hoja verde de la nueva estación, ni que el mundo pierda la esencia de su verdad.

Sigue Leyendo...

No te vallas…

No te vallas…

Que aun hay mucho por sentir, lugares que visitar y mucho por aprender…

No me niegues un beso, un abrazo, una sonrisa… Un te quiero vida mía.

No te vallas, no puedes, no debes, no quiero… Que la realidad sea otra.

Te cuidaré siempre, de la mejor forma que sé, con respeto, con dulzura… Bajo el temblor de mi pecho.

Quédate un minuto más, otra noche, una vida… la vida entera junto a ti.

Déjame despertar contigo, pelear hasta llegar de nuevo a ti y hablar sin necesidad de decirnos nada, solo un gesto, un beso.

Sigue Leyendo...

¿Quienes somos los que rezamos?

¿Quienes somos los que rezamos?

¿ los cobardes, los sensibles o temerosos, los esperanzadores, los idiotas, los incrédulos, los listos? y ¿Por qué rezamos? ¿ Creemos conseguir un mundo mejor, una vida de felicidad, la cura, el milagro?

No lo sé…pero yo rezo cuando hablo en la noche, cuando nadie me escucha, cuando creo que solo yo o solo “el” podría entender mi verdad o solamente “nosotros” estaríamos dispuestos a escuchar una historia de incontables horas.

Y no sé si perderé mi tiempo, si viviré en un inalcanzable mundo de fantasías o inútiles irrealidades pero haciéndolo así regreso al hogar del que vengo bajo cada una de las estrellas que alumbra mi ser.

Sigue Leyendo...

Amor

Amor, me podrás desnudar el alma, viajar al interior de mi pecho, iluminar mis ojos con cariño, maquillar mis labios con los tuyos y sentir mis manos frías esperando el calor de tu piel…podrás.

Acariciarás cada centímetro de mi cuerpo y esculpirás a tu antojo figuras en la noche…también podrás, amor.

Tu saliva será el néctar de un invierno convertido en primavera, disfrutarás como nunca de la compañía del ser , sin apariencias, sin papel.

Dormirás ausentándote del ayer, cubierto por mis brazos y deseando amanecer para recordar que nada fue mentira, que existo, que existes, que te amo…nos amamos.

Sigue Leyendo...

Delirios

Ahora, cuando paro mi mente, cuando la soledad me visita de nuevo, decido abrir mi mente para explorar nuevos mundos más allá de este que pareciera no aportar nada a mi impaciente necesidad de volar.

La lluvia cae; será que el cielo llora mi tristeza, o será que los duendes de lo invisible juegan a volcar el agua sobre los campos secos.

El amor pide compañía, el amor de niño necesita volar hasta el misterio imperturbable de la noche.

Mientras escribo, la inquietud alcanza nuevos senderos, la templanza vuelca sus aguas sobre los rios, y la torre se desvanece ladrillo a ladrillo hasta desaparecer ante la noble mirada del hombre.

Sigue Leyendo...

Te perdí

Te perdí, te dejé ir y eso significó soledad, la busqueda infinita del ser que pareciera no terminar jamás; pues es como el viento que sopla pero no sabes donde terminará.

¿Cual será la ultima vela por apagar?

A veces quisera renunciar, navegar por las aguas de la lejanía, anticipar mi suerte con mis actos, desaparecer entre la bruma y despertar en un mundo de eternos caudales.

No podría volver jamás, no haría falta volver, pues aunque renuncie a una vida, mi corazón no olvidará tu nombre.

Quizás algún dia te llegue una carta del viajero que prosiguió su rumbo, y entre hoja y hoja, una imagen, un atardecer sin sombras, la gloria firmada con tinta.

Sigue Leyendo...

Me pillaste que me iba.

Me pillaste que me iba.
Ya recogí mis cosas, cerré las maletas, revisé los cajones por si me dejaba algo y a tan a sólo un instante de agarrar las llaves…

Me pillaste que me iba.

El silencio hondo se apodera de mi vientre, el corazón media y la mente escucha.

Me pillaste que me iba…

Y la ventana, vence al aire que golpea, se enrabieta, lucha , mas el cristal es fuerte, la madera vieja y …

Me pillaste que me iba.

Mis ojos expresan vida, la aceptación de lo que fue, mis ojos buscan tras el misterio de lo incierto, de lo que aun no vieron, de lo que aun no sé si verás.

Sigue Leyendo...

Se parece a ti.

Se parece a ti..

Porque me doy cuenta que todo esto antes ya lo viví; la imagen de dos pájaros en la rama, en miedo por la oscuridad del camino, las risas improvisadas, nuestro primer baile… Me recuerda a ti.

Se parece a ti,
el sol que me despierta, la fuerza que me levanta, las lágrimas que derramo, el corazón cansado, los ojos abiertos en la noche, la espera de lo que no llega, lo que es y será… Me recuerda a ti.

Se parece a ti,
Este mundo perfecto e imperfecto, la sed que me despierta, las rosas en el jarrón, la rabia porque no estás, te fuiste y la luna calla porque… Me recuerda a ti.

Sigue Leyendo...

Hojas que caen.

Así, sin más, el día termina,
la vida pasa, las hojas caen…

y el aire marcha hacia otro lugar,
la ausencia escribe cartas al destino,
las horas se hacen breves, caducas,
como río que suena que cantos que
van y vienen.

La serenidad contempla al horizonte…

La suerte…¿ Quien sabe lo que traerá?

Amor

Muramos los dos bajo la voz de ésta poesía, que si amanezco sin tí, será como vivir sin futuro, y las esperanzas llorarán lejos de tu corazón.

Quiero vestir de luces tu sombra, perseguir las huellas de tus pies, pronunciar tu nombre bajo la luna llena.

Porque no hay duda, amor, que haces ésta vida más bonita, más bonita que ninguna, haces que mi alma cure sus heridas y el firmamento revele dos destinos encontrados.

Despiértame cuando el día y la noche se confundadn y la vida tenga otro color. Traéme con tu voz el dulce cantar del sol, de mil ángeles jugando con el viento, y desvanécete junto a mí sobre lirios del Edén, deja amor que duerma así sobre tu pecho.

Sigue Leyendo...

Sentir

Hoy, dejaré de pelear, de intentar ser más fuerte que el destino, de recelarme, de pretender ser quien nunca fui.

Hoy, sentiré, prestaré atención a la vida, abriré las mil puertas del corazón y no querré más de lo que tengo o ansío.

Y aunque la tristeza inunde mi alma, y el aburrimiento no entienda a la calma, seré simplemente ésto.

Escucharé más allá del ruido, más allá de lo indefinido, más allá, incluso, de mi propia voz.

Porque hoy el sol salió, porque no hay peor locura que dejar de ser mayor, porque el momento viene y se va, porque las almas vagan sin conocer su propósito, la razón de olvidar la desconozco, porque el momento es único, inexplorado, efímero…

Sigue Leyendo...

Sueños

¿Hasta dónde llega la imaginación del hombre? ¿Es posible despertar en medio de un eterno sueño y hacerlo tan real como el latido de éste corazón? ¿Hasta dónde permite el mundo o ésta loca y superflua vida volar?

Lo único que sé , es que me cansé de soñar con los ojos cerrados y despertar cada vez que los abro.

Tablero sin fichas.

Hoy salió el sol mecido por el aire fresco y cansado de la tempestad, acurrucando a mi flaco cuerpo y dándo alivio a éste loco corazón.

Hoy busqué tras las sombras de lo confuso, tras las puertas cerradas de la conciencia, y…no ví nada.

Busqué en mi, en ti, mas no vi, no vi nada, tan solo te encontré tu rostro, plácido, calmado y silencioso, sentado en una nube de algodón y esperando a la resurrección de los muertos.

A veces, espero a morir, moriré seguro, pero no escapará mi cuerpo sino mi alma, alma que apaga el fuego con el agua de la lluvia, alma conocedora de una verdad única y absoluta, que ríe porque sabe que el camino es largo y la vida un tablero son fichas.

Sigue Leyendo...

Camino

Camino sin ver el final, sin apenas conocer el sendero, pues algunas caras me suenan pero otras no, y aunque distinga el sonido del río no sabría reconocer tu voz entre todas las voces.

Y por momentos quisiera correr, pues la curiosidad es grande, y el secreto mayor. Pero atisbo montañas altas, ríos bravos, nubes que se alejan y esperan su momento, y yo tan solo tengo la oración, la esperanza, el dejarme llevar por la brevedad de los días que algún día serán eternos.

Que momento tan grande, tan esperado, tan increíblemente mágico cuando las aguas despiertan y el sol revive entre claros y oscuros, cuando la fuerza es retomada y la expresión es la nada callada, porque cuando cierro los ojos, las puertas se abren y olvido estar viviendo en la oscuridad del pensamiento.

Sigue Leyendo...

Con poquito.

Con poquito me basta, tan solo una mirada, un abrazo en la noche, él calor de tu cuerpo y un te quiero callado.

Con poquito te doy mucho, mi sangre, mi vida si hace falta, mi corazón mundano.

Con poquito se creo el mundo y a poquito nos iremos de este reino para morar en las estrellas.

mi suerte

Sí pudiera contar lo que siento en esta noche regalada por mi suerte, diría que no entiendo nada, que cada vez suelto más equipaje y nada quiero o nada sirve.
Por momentos se escapa la mirada hacia detrás y hacia delante pero al final me doy cuenta que tan solo esto es lo real.
He pedido que me quieran, que me cuiden, que no me dejaran crecer, que mis manos no sabían arar la tierra, no sabían sostener el agua. Y ahora me veo en éste árido campo plantando semillas y cruzando los dedos ante el so.

No hay quien me escuche, tampoco hablo yo, pero Dios me conoce y espera paciente por mi.

Sigue Leyendo...

Niña

Que manos tan suaves tienes, tan pequeñas, tan frágiles y que mirada tan limpia, tan sincera, tan de verdad. Y mientras tu ríes yo callo para admirar tu pequeño cuerpo sentado sobre mis piernas, y mientras tu te agitas yo sostengo una vida entre mis brazos.

Pensar en ti es abrir un baúl de memorias, de emociones, de sentimientos ocultos. Pensar en ti es volver a vivir cuando te sientes muerto.

Pero ahora no hace falta recordarte pues mi alma viajó al ayer para reencontrarse con el pasado, para olvidar que un día dejé de ser de niña y asumí un papel que jamás me perteneció.

Sigue Leyendo...

Ángeles

Ángeles, decidme si en la oración está el llanto, si por llorar subiré más alto al cielo.

Ángeles, si por miedo me detengo, si por rabia no soy capaz o si por amor hiero, decidme aquello a lo que mi alma sepa responder pero no me condenéis con el silencio más absoluto del alma.

Ángeles, seríais hombre, mujer, niño, pájaro, flor…pero ¿ahora que sois? ¿Sois la luz de la esperanza?

Ángeles

Ángeles, decidme si en la oración está el llanto, si por llorar subiré más alto al cielo.

Ángeles, si por miedo me detengo, si por rabia no soy capaz o si por amor hiero, decidme aquello a lo que mi alma sepa responder pero no me condenéis con el silencio más absoluto del alma.

Ángeles, seríais hombre, mujer, niño, pájaro, flor, pero… ¿ahora que sois? ¿Sois la luz de la esperanza?

Sentir.

Resuena en mi interior las olas venidas, el viento que empuja a la mar, la expresión llamada libertad, la carcajada ante lo simple y lo bello. Mis manos aprenden a sentir sobre la roca que las suaviza y las barcas quisieran venir en esta tarde de confusos colores. Cuanto soy y que grande la nada en este regalado tiempo por un dios que acuna mis emociones desde lo más alto. La vida ahora es vida, el amor sale tras los suspiros y mi mente vuela hacia cualquier lugar sin ser presa de nada ni de nadie
Soy parte del ahora, soy el ahora presente en este desapercibido cuerpo y esta desapercibida voz.

Sigue Leyendo...

El mundo calla

El mundo calla

El mundo… calla.

Y se contemplan imágenes sin voz, sin sonido, sin aliento.
Y se contemplan tus ojos cerrados que acaban de ser abiertos al alma.

El mundo calla.

Y respiro, y vivo y siento y sueño que soy parte de este mundo tan perfecto como inacabado

Días sin ti.

Asumiré los días como cómplices del olvido, asumiré la pena como al colchón del amor , un amor que se fue como primavera entre muchas otras primaveras.

Asumiré que ya no estás, que las aguas bailan para que no esté triste y los delfines complacen al niño y mi corazón intenta vivir en el engaño haciendo creer al mundo que no te ama.

Asumiré la dicha como parte del pago de esta injusta verdad que se empeña en alejarme de tu rumbo y me obliga a buscarte como a la estrella en el desierto.

Asumiré que este tiempo que tan a poco me supo llegó a su final con apenas una carta sobre la almohada firmada con mi propia tinta, firmada con la única verdad que comprendo, la mía.
Asumiré si es que puedo , si es que Dios me da la fuerza necesaria para ver el sol y entender que la vida es lo más preciado que hombre ha tenido y tendrá jamás.

Sigue Leyendo...

Mundo de sueños.

Si os cuento un secreto por favor no os riais de mi. Si os digo que tras la puerta de la conciencia existen mundos en donde todo es posible…por favor, no os riais de mi. Os contaré que la otra noche, mientras mi cuerpo descansaba en las horas serenas de la noche, la luna quiso apiadarse de mi y asustar a las sombras de mis miedos con la mejor de sus bondades.

Soñé con un una montaña alta, muy alta desde la cual todo parecía esconderse bajo un manto de nubes. Pero allá arriba, allá donde quisiera yo volver, sé que puedo volver, voces de niños cantando, riendo y burlando al diablo tímido y achicado marcaban un nuevo rumbo a mi corazón. Acepté aquel bello lugar como mi hogar, sentí que más nada necesitaba, sentí la perfección de la inocencia en todo su ser, la simplicidad y el amor ocultos tras unas cálidas e infantiles sonrisas. Comprendí que aquellas angelicales almas eran la respuesta a muchas de mis preguntas.

Sigue Leyendo...

Trabajo sublime.

Ya pasó el día, llegó la noche, en un breve abrir y cerrar de ojos. El sol pasó sigiloso a pesar de querer ser visto por el ciego de corazón. A penas me vienen recuerdos, pareciera como si con pocas palabras pudiera describirlo, pudiera testificar haberlo vivido m as sabe Dios lo mucho que sentí, lo mucho que agradecí estar aquí, lo mucho que lloré la ausencia de quien se fue y lo mucho que indagué por obtener respuestas.

Y llegada la noche la luna espera, la majestuosa, la sacerdotisa, la hija robada de Atenea que se esconde bajo un manto de estrellas. La oscuridad se hace bella, tan bella como el día, la oscuridad es curiosa, la oscuridad juega con las llamas de las velas, la oscuridad es el recuerdo de la luz que se ilumina cada mañana en nuestros corazones.

Sigue Leyendo...

Resurgir.

Oigo voces gritando mi nombre y el viento que ni se atreve a soplar, arrastra a mi débil cuerpo en esta andanza sin rumbo. Las ramas sueltas detienen mi paso y capaces ellas me detienen parar observar que yo soy parte de ese roble que sin cortar el flujo de la vida, tímido y natural vence sobre la tierra el peso de años de saber.
Todo se resume a eso, a unas cuantas hojas verdes queriendo sobresalir al rás de la tierra que un día un rallo por empeño decidió derribar.
Así detengo mi vida, en mitad de un campo perdido y bello, en mitad de un silencio cautivador y a la vez chillón que no cesa de llamarme con la insistencia de un volcán en erupción.

Sigue Leyendo...

Enmarañado

Este enmarañado mundo que resurge de repente por capricho de mi suerte se burla a cada paso lento de mi rumbo, se oyen las campanas de un viejo campanario resurgir desde la plaza soleada y solitaria de un ayer inacabado. Se asoman mentes distorsionadas queriendo dar consejo a una vida de la que no saben nada y mientras tanto caen cenizas apagadas de un cielo descubierto que como ayer hoy vuelven a nacer en cada mañana incierta de mi porvenir. Quisera ser como un rallo atravesando esta loca y callada realidad. Y mis pies mientras camino, se unden bajo la tierra húmeda que la lluvia dejó sin saber que mi cuerpo yace desnudo y asustado pidiendo auxilio a los ángeles de la realidad. Vuelven las antiguas sombras, vuelven las noches de mil dudas, vuelven .
y aqui sentada , casi casi asustada, dibujo sobre la arena y con apenas un dedo mi nombre. Observo como lucha por mantenerse, como pide durar en los tiempos, pero rios cortos prefieren jugar con llevárselo hacia la mar. Mis cabellos se hacen blancos por la sal que el viento arrastra, mi rostro se hace frágil ante la verdad de lo inequívoco.

Sigue Leyendo...

Padre,

Atrás dejo una vida llena, una vida carente de rencor, llena de belleza y recuerdos que jamás olvidaré.

Padre, que difícil será cerrar la puerta de un hogar, de una familia para comenzar a volar.

Padre, si bien quiero decirle que si volviera a nacer, verle otra vez sería como volver al cielo y venir de la tierra.