Una patética realidad

Existe una frase muy popular, y muy extendida entre la población española, que afirma rotundamente que los borrachos, los locos y los niños dicen la verdad. Dejemos, ahora, a un lado a los locos y a los niños (que son temas apasionantes para tratar en otra ocasión) y centrémonos en los borrachos (también conocidos como alcohólicos). ¿De verdad creéis, amigos y amigas de lecturas y escrituras, que los borrachos dicen la verdad?. Sobre los borrachos y el alcoholismo mi esposa (Liliana) realizó un verdadero ensayo que fue calificado con la nota más alta (20 sobre 20) en la Universidad de Loja en Quito (Ecuador). En dicho ensayo ella investigó a fondo el tema y quedó en la Universidad como algo tan extraordinario que sirve para que lo lean las futuras generaciones.

Sigue Leyendo...

Decir adiós

Cuando sacamos a relucir el pañuelo de las despedidas es como si estuviéramos desalojando fantasmas de nuestro pensamiento. ¿Qué estamos pensando en esos largos minutos en que parece que la despedida nunca va a tener lugar? Algunos creen en el nerviosismo, otros creen en la incertidumbre y hay quienes hablan de inquietud. Ninguno de estos tres grupos de personas aciertan. La verdad es que toda despedida es una sensación. Esa sensación de la que casi nunca se habla porque se lleva por dentro y se procura evitar que salga a la luz pública. Sólo quienes entienden esta curiosa circunstancia saben lo que de verdad se siente cuando se dice adiós a una persona, un animal o una cosa; puesto que en las tres situaciones se experimenta la misma sensación: una especie de vacío que está llamado a convertirse en olvido.

Sigue Leyendo...

History in the air (Relato)

Hugo Lorenzo había regalado un ramo de narcisos, de color amarillo sol, a Sofía Loreto quien, con gran esmero, había preparado aquellos siete suculentos buñuelos de viento azucarados.

– Seis son para ti, Hugo.

– ¿Y te vas a conformar con comer solamente uno, Sofía?

– Para mí es mucho más agradable ver cómo te comes tú los seis y yo te acompaño con uno que para mí valen más que cien.

En la casa de Sofía Loreto, en plena calle madrileña de Serrano, nunca faltaba de nada.

– Siempre he dicho que las mujeres millonarias tenéis unas formas de actuar bien extrañas.

Sigue Leyendo...

Te extraño

Te extraño en mis paseos por el jardín, al mediodía, mientras cocino, mientras piensas y callas.

Me extrañarás cuando sientas que no se puede vivir así, escondidos del sol y con los ojos a la deriva de un mar infinito.

¿Y será que en verdad no estás?

Cada día es un reto, el recuerdo de una risa, el calor de tu compañía…
No puedo abrir la ventana si no te veo llegar, ni cerrar la puerta por si entras mientras duermo.

Y con más que suspire no puedo hacer que tu camino sea igual que el mio, o de mis manos la rendición de tus besos.

Pero si puedo desnudar tu alma con mi piel o hacerte soñar con mis palabras, bajitas y al oído.
Te extraño…

Sigue Leyendo...

MARGARITAS

Un joven muchacho paseaba por un campo repleto de margaritas, cogió una de ellas y empezó a deshojar sus pétalos como aquel que va restándole horas a un reloj. Le fue quitando la belleza, le quitó su color, también su alegría,su ternura,su fragilidad a la vez que le iba dejando melancolía, frío,silencio, oscuridad, soledad …Y cuando ya le había arrancado todos sus pétalos, con el tallo entre los dedos observó lo poco que ya quedaba de aquella flor. Las lágrimas comenzaron a brotar. Se había deshojado el corazón.

confesiones

Resbala tu lengua por todo mi cuerpo, la ropa a trozos. Sudor y saliva. Las cortinas descolgadas, algunos muebles por el suelo.
Tu cuerpo sobre mi cuerpo. Mi cuerpo contra la pared y yo sin pedir tregua y tu sin piedad.
A media luz nuestras sombras nos persiguen, mientras nos apresuramos en tocarnos, en sentirnos, apretarnos.
Tu empujas, yo respiro. Tus labios en mi oreja mientras me susurras, dios sabe qué, con una voz ronca y templada.
Me derrito y tu lo notas. Me agarras, me sostienes, me intimidas.
Caemos exaustos al suelo, pero esto no ha acabado y lo sabes.
Te miro, me miras, y con una sonrisa en la cara te sujeto las manos. Ahora mi objetivo es tu cuello, tus hombros.
Llámale besos a los muerdos que te doy mientras tiritas. Apenas puedo inmovilizarte asi que me ayudo de la ropa a tiras que hay por el suelo y te ato. Eres todo mio, todo par mi.
Lo que antes era el cuello y los hombros, ahora es tu torso, tu abdomen, tu cadera, mis mordirdiscos y mi lengua. Que juegan a ver como soportas el placer, haciendote sufrir.
Te oigo respirar y eso me acelera, me lo pides y lo hago. Y rebosamos ambos en un placer tan intenso que casi nos sentimos culpables.
Me deshago sobre ti dejandome caer en tu pecho, luego nos besamos sin apenas poder respirar, y respiramos.

Sigue Leyendo...

El Molino de Calabria (Novela) -Capítulo 2-

Estábamos los dos en el Paddy’s tomando los enamorados sin alcohol.

– ¿Qué lleva esto, Giuseppe?

– Lima concentrada, zumo de arándanos y sirope de mango. Se llaman enamorados.

Ella se quedó pensativa antes de seguir…

– Hablando de enamorados… ¿sabes que desde muy niña tenía muchos deseos de ser monja?

– No sigas. ¿Estuviste estudiando con las carmelitas descalzas antes de llegar a la Universidad?

– Exacto. Las veía tan puras que quería ser como ellas.

– Supongamos que sean tan puras como aparentan ser, aunque permíteme que lo dude en cuanto a todas.

Sigue Leyendo...

Whatsaap

Aborrezco dar los buenos dias, en especial por un medio tan absurdo como me resulta el whatsapp, y que decir de las conversaciones a lo largo del dia que inician a través del mismo medio con la sórdida frase ¿que haces?

Me he convencido después de observar a uno que otro compañero en el trabajo algun conocido y desconocido stalkeando su muro o mirando discretamente que fuimos transformando la vida en un caparazon hueco de repeticiones constantes, a fin de obtener control, lo cierto es que nos quedamos sin ingenio, sin imaginación, sin creatividad, o cualquier otra que cambie el resultado, corrompimos las cosas, las conversaciónes se volvieron ridiculas imitaciones donde se hilvanan un par de palabras seguido del tipico jajajajaja, el cual surge como consecuencia de no tener que decir
Imagino lo complicado que debe ser sostener una conversación con alguien que se rie al concluir una idea.

Sigue Leyendo...

El Molino de Calabria (Novela) Capítulo 1

A las tres de la mañana me despertó el ruido de una tremenda discusión que provenía de la calle. Me levanté rápidamente de la cama y, vestido solamente con el calzoncillo, me asomé a la ventana del Hotel Casa Ponziana BB. Quienes discutían, acaloradamente, eran el banquero Germano Bisi, que llevaba colgadas de sus brazos, a Berta Colini y Roberta Fena, y Paolo, más conocido en el mundo del hampa calabresa, como “Nostradamus” por su enfermiza manera de querer adivinar el futuro de toda persona que se hicese amigo o amiga de él.

Sigue Leyendo...

El Molino de Calabria (Novela)-Personajes- corregido

El Molino de Calabria.

Personajes:

Germano Bisi (Banquero)
Elsa Brandi (Secretaria de Bisi)
Berta Colini (Cabaretera del Molino)
Horacio Craignone (Amigo íntimo de Roberta Fena)
Etna Curti (Esposa de Germano Bisi)
Marco Curti (Gerente de Banca y hermano de Etna Curti)
Roberta Fena (Cabaretera del Molino)
“Colgate” (Padrino de la mafia calabresa)
Emiliano Halcón (Mano derecha de “Colgate”)
Giuseppe Oreto (Periodista de “Il Giornale di Calabria”)
Don Aldo Lame (Propietario del Molino)
Paolo “Nostradamus” (Joven enamorado de Roberta Fena)
Pelikan (Detective)
Pietra Rondella (Cabaretera del Molino)
Rosalinda Este (Periodista de “Il Giornale di Calabria”)
Silas Rossi (Acaudado financiero)
Archibaldo Samitti (Comisario Jefe de Catanzaro)
Maria Elena Vito (Esposa de Silas Rossi)

Sigue Leyendo...

Licencia para ensoñar

Bajo la suave luz de la mañana, la cruz conquista el espacio. Acaban de abrirse las margaritas y un centenar de ellas colorean el bronceado campo donde los primeros rayos de sol, cuales minuciosos libros de la naturaleza, perfilan las siluetas de los álamos en las cristalinas aguas del riachuelo. Como metáforas mil veces reinterpretadas, las rocas semejan estilizaciones de variadas confluencias. El puente, como un enloquecido personaje de mayo, parece viajar a través del tiempo. La horadada cueva es una extrapolada organización de piezas empeñadas en ver cómo pasa la vida minuciosamente dispuesta. El ambiente de los círculos del agua, que forman el viento sobre la superficie, son cantos literarios creados por los efectos naturales del sorprendente discurrir de la mañana. Todo llega desde un destino similar a la épica construcción que resume el paisaje de exposición infinita. Un paisaje que lleva ya siglos al servicio de los oníricos amaneceres. Cincuenta siglos recorriendo la luz la travesía de la fantasía.

Sigue Leyendo...

Cómo enlazar ideas

Mientras esperamos a que nos lleguen las musas literarias vamos imaginando frases que empiecen con un inicio que despierte el interés de los lectores y las lectoras. Algo así como “En un lugar del espacio donde las sílabas silban arpegios” que siempre tiene una connotación prosaica y, al mismo tiempo, un deje de lirismo sincopado. Ahí es donde comienza la corta distancia entre el papel y nuestra imaginación. Después de eso podemos ya hacerlo algo más profundo. Por ejemplo “las ondas de mis pensamientos luchan contra los fantasmas del aire” que, como veis, le otorga al texto un cierto sentido de misterio y de suspense. Si logras llegar a esta ilación es que puedes seguir embocando vocablos cada vez más o menos sonoros. Por ejemplo “allí donde la atmósfera se convierte en témpera de artista buscando las metáforas silentes”.

Sigue Leyendo...

Mi oscuro teatro.

Una vez, soñando, hasta subí a un escenario ; no habían luces, público, ni tan siquiera un disfraz.

Allí estaba yo, a solas conmigo misma y recitando con plena viveza un amago de poesía (como muchos otros en el pasado) que tiré a la basura y mi padre recogió silencioso.

De repente, una voz fuerte y desconocida acompañó a la mia en aquel misterioso y preciso instante.

La poesía, o el amago, decía algo así: Vivir la vida no es lo mismo que estar vivo….

Años han pasado tras aquello, pero aun viajo hacia aquel teatro oscuro buscando aquella extraña compañía, tan lejana y cercana a la vez…

Sigue Leyendo...

Con divisa verde y blanca (Teatro) -Escena V – (CORREGIDO)

Personajes:

Don Minervo
Bolita
Alumnos y alumnas
Don Pío
Arturo

Escenario.- Aula del Colegio de Calaña. A la derecha del escenario se encuentra la mesa de Don Minervo quien está sentado en su cómodo sillón mientras a su lado izquierdo hay una silla vacía. Detrás de él se ve una pizarra negra donde ha escrito, con mayúsculas, la palabra HUSO con tiza blanca. Todas los pupitres están ocupados por sus alumnos y alumnas de 18 años de edad. Entre ellos se encuentra Bolita. A la izquierda del escenario está la cruz del cristianismo y muy cerca de ella se encuentran las banderas de España, Andalucía y Calaña.

Sigue Leyendo...

Tu

No soy parte de ti, que no te confundan, que no te hagan creer jamás que sin mi no eres nadie, que cuando llueve no se puede salir de casa o que la noche es para irse a dormir… Porque pocos te cuentan la verdad, porque pocos o nadie es dueño de la verdad.
Todo, absolutamente todo cuánto sientes o percibes te pertenece, tu y solamente tu eres el único dueño…¡Quédate agradecido contigo mismo!

y cada vez que cojas aire, llena bien los pulmones, experimenta, disfruta, porque cada segundo es una gota, una expresión, el detalle, el instante desapercibido, lo fugaz.

Sigue Leyendo...

Nuevo dia

Que bonita forma de comenzar el día, sintiendo que tu alma está limpia y la mirada brilla aun cuando perdura la noche.

Que bueno sentir amor mientras caminas sin ser visto y el sonido de tus pasos se confunden con el aire.

Porque nada es más hermoso que la mariposa sobre la piel del hipopótamo, y nada más simple que tu nombre escrito en la tierra.

Ojalá que por amor muramos, y que el eco de mi voz resuene en tu pecho cada vez que me pienses.

Y no, no deseo ver a nadie sufrir, ni llorando sobre la almohada, ni ajeno a la hoja verde de la nueva estación, ni que el mundo pierda la esencia de su verdad.

Sigue Leyendo...

Una paloma blanca

Hoy, por fin, nos hemos encontrado en La Hora de La Verdad y, en territorio comanche, hemos ajustado las cuentas. El resultado final (ante las risas de mi abuela materna) ha sido aplastante. Esto de vencer a Gimi por 76-44 es el mejor resultado que he conseguido en el deporte de la Cartografía de Heraclio. Sin dándole ni un solo segundo de respiro he ido acumulando puntos mientras él palidecía más que el mínimo común divisor mientras yo ampliaba el máximo común múltiple.

Si sumamos los dos dígitos, resulta que yo he ligado, en esta fastuosa jornada, con 14 (de las de muy buenas de ver) y él solamente con 8 (pero de las no quiere nadie). Al final he logrado despertar tanto interés entre las de muy buen ver que ya no ha quedado lugar alguno para las dudas. Mi padre apostó por mí y acertó; mi madre apostó por mí y acertó; mi abuela materna apostó por mí y acertó; y hasta Don Florencio apostó por mi y acertó. Por Gimi sólo apostó su “pelotari” Fantini y fracasó.

Sigue Leyendo...

No te vallas…

No te vallas…

Que aun hay mucho por sentir, lugares que visitar y mucho por aprender…

No me niegues un beso, un abrazo, una sonrisa… Un te quiero vida mía.

No te vallas, no puedes, no debes, no quiero… Que la realidad sea otra.

Te cuidaré siempre, de la mejor forma que sé, con respeto, con dulzura… Bajo el temblor de mi pecho.

Quédate un minuto más, otra noche, una vida… la vida entera junto a ti.

Déjame despertar contigo, pelear hasta llegar de nuevo a ti y hablar sin necesidad de decirnos nada, solo un gesto, un beso.

Sigue Leyendo...

Es un día de agosto

Es un día de agosto. De cualquier año después de Jesucristo. Rodeado por las fanáticas, los dos hijos de Don Rosendo intentan llegar hasta la fuente. El sol aprieta. Están sedientos y llegar hasta la fuente parece cosa imposible. Poco a poco se van convenciendo de que ha sido una muy mala idea acudir a Valverde del Camino. Pero ya es demasiado tarde para arrepentirse. No les queda más remedio que seguir intentando escapar de aquella jauría humana que se ha desatado como un verdadero vendaval. El sol sigue apretando y la sed parece ya infinita. Es como una lucha sin cuartel mientras va cayendo la tarde. El cielo, azul plomizo, sirve para recordar…

Sigue Leyendo...

Para María

Vivir. Vivir y dejar vivir a los demás. Te aplaudo, María, por poetizar sobre la vida. Y es que lo más importante de la Humanidad entera es vivir y dejar vivir. Al parecer a muchos les entra la oscuridad mental al tener que pensar en ello. Un abrazo amistoso sea cual sea tu forma y manera de pensar. Para mí no sólo es importante vivir porque es mi derecho sino que, quizás más importante que vivir es dejar vivir a los demás, porque es una obligación de la naturaleza humana que debo respetar.

El gato de las siete lenguas (Cuento Infantil)

El gato Feliz era un estudiante prodigioso. A sus cinco añitos de edad ya hablaba, correctamente, hasta siete lenguas. No solamente dominaba el español sino que hacía virguerías con el francés, el inglés, el alemán, el italiano, el portugués y hasta el ruso. Por ejemplo, sabía decir trípode en español, trépied en francés, tripod en inglés, dreifud en alemán, trepiede en italiano, trípode en portugués y hasta tpehóra en ruso. Lo que sucedía con el gato Feliz es que no sabía lo que significaba trípode en español, ni trépied en francés, ni tripod en inglés, ni dreifud en alemán, ni trepiede en italiano, ni trípode en portugués, ni tan siquiera tpehóra en ruso. A su tan corta edad ya se permitía esa clase de lujos. Por eso de mayor quería ser como Garbancito y, también por eso, acudía todas las tardes al gimnasio no para crecer y ser un Tarzán sino para encogerse todo lo máximo posible sin importarle, para nada, lo que decían los demás de él considerándole un bicho raro; aunque, a decir verdad, el gato Feliz era un gato normal pero sólo tenía un defecto y es que era corto de vista desde su nacimiento.

Sigue Leyendo...

MADRE

Madre del alma querida
por que te marcharstes
antes de contarnos todo
lo nuestro
sigues aquí pero me falta
tu presencia, tu consejo
tus recetas, mamaita del alma
porque te fuistes ahora que
por fin empezabamos a ser
uña y carne
nunca te olvidare sueño contigo
cada noche eres mi consuelo
la persona que calma mi ego
mi amor mi estrella divina
madre de mi alma
siempre te llevare en mi corazon

Nicolasa

Hace días, tiempo semanas, que no veo a Nicolasa, semanas ha que no.
Y las tardes aburridas en ellas algún pájaro cantor subido en, y cantando, y a la señora ya no más vista he.
Y antes sí, de tanto en tanto, frecuente, sí, vista, y con su mirada de perdida, de persona algo ida, subida en, extraviada, y con un colgante en, e incluso a veces con un carrito pequeño lleno de.
Me detengo a pensar y veo el recuerdo proyectado en la pantalla.
A veces inclusive sentada he la.
¿Dónde?
Pues en el banco de la esquina, hay tantos. Pero Nicolasa se sentaba en el de la esquina.
El banco al raso que habita tieso cerca del banco donde cobraba su pensión de invalidez.
Y ella en la vida y en el ocio ella, entretanto, en el banco, respaldo de madera, en el cuál sentada mirando el pasar de quienes caminaban entonces.
Se hacía algo alargada en el hablar, cada vez que.
No paraba de hablar.
Y la cabeza, la testa como un bombo, de palabras y más palabras tantas, hasta llenar la mente de pesadez; y uno debía cortar por lo sano y a otra cosa, con suavidad, porque a Nicolasa le encantaba hablar y hablar hasta poner la cabeza como un bombo.
Y tiempo ha que no.
Ya no más.
¡Hasta luego!, me dijo la escuché por última vez una tarde por allá lejana, de esas tardes que figuran gravadas en el ayer, y lo era aburrida la tarde con nubes fingiendo distraídas, con movimientos pacientes como perro de aguas, y han pasado los tiempos semanales, y no, ya no más la he, y aquella fue su última frase, y últimos gestos y pequeños desvaríos.

Sigue Leyendo...

Los Comediantes

Estoy metido de lleno en el proceso de los estudios de COU. Voy triunfando, tarde tras tarde, en mis tareas con vistas a llegar a la Universidad. Es entonces cuando conozco a Fabián. Fabián es un “rebotado” sentimental. No sé si me dice que le acaba de abandonar su novia o acaba de romperse su matrimonio. Pero, sea cual sea una de dichas opciones, el caso es que Fabián se encuentra en crisis personal y necesita tomar un montón de pastillas para superar la depresión. Necesita a alguien que le escuche y me presento voluntario para hacerle más llevadera su desgracia. El caso es que da grima escuchar a Fabían y su pesimismo. Me relata su historia de perdedor en los lances amorosos y no sé cuál es la razón para comprenderle (yo no he sido nunca ningún perdedor en estos lances) pero le escucho. Fabián se anima y me cuenta el secreto que ha encontrado para olvidarla. Se ha metido a comediante en una troupe que va de gira en gira por los pueblos de Madrid. Así es como, por invitación de Fabián, conozco a Los Comediantes.

Sigue Leyendo...

Portal Literario Independiente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies